Mi experiencia cuando decidí adoptar un perro

Adopté un sol.




Cuando la adoptamos, la llamamos Soleil que es ‘Sol en francés’, porque venía a llenarnos de luz. Otra familia la había adoptado antes y ya no la querían. Era un bebe apenas. Quizá pensaron que lloraría siempre, que dañaría todos muebles de casa, que se orinaría y la casa olería mal.


La llamamos Soleil, a pesar de que nos dijeron que se llamaba Luana. Porque cuando la tuvimos, le prometimos otra vida. Porque sabíamos que más serían las alegrías que las molestias. Porque todos tienen miedo, pero una vez que lo superas sabes que siempre valió la pena. Porque SIEMPRE el sol vuelve a salir todos los días. Gracias por inspirar este proyecto <3


Creo que es importante confesar que siempre había tenido perros. En mi casa familiar inclusive de dos en dos. Es por eso que cuando vivía sola me hacía falta la compañía de uno. Ahora, en casa siempre habíamos tenido perros de raza. Raza cocker para ser precisa. No es que me sienta orgullosa pero era normal para nosotros comprar y cuando es niño uno no se cuestiona hasta que comienza a desarrollar cierta conciencia animal ya de adulto.

Claro, mi primera opción cuando pensaba en una mascota era qué raza podría ser mejor para mi. Pensaba en un perro pequeño que no me complicara en mi departamento. Decía que tener perro de raza al menos te daba cierta predictibilidad respecto a lo que iba a crecer y las posibles enfermedades que desarrollaría con el fin de prevenirlas. ¡Lo siento! Estaba viéndolo desde un ángulo cómodo y egoísta. Lo que pasa es que igual, a mi me pasa un perro por enfrente y me enamoro. Así fue tal cual lo que ocurrió. Yo aún no había decidido por una raza cuando me llegó el anuncio de este perrito y ni siquiera pensé en el tamaño, ni nada. Lo vi y supe que me había escogido para ser su madre y mi vida nunca más volvería a ser la misma sin ella. Debo confesar que pensé que sería del tamaño de un labrador y nos sorprendió que apenas llegara al tamaño de un beagle. Aún no sabemos qué razas tiene mezcladas. Más de una vez, cuando nos preguntan la raza y decimos ‘mestiza’ la gente no lo cree. Lo que no se dan cuenta es que coges a cualquier perrito de la calle, le das mucho Amor, cuidado y cariño y terminará siendo el perro más hermoso del mundo.


1 vista0 comentarios